transporte muestras internacional

Transporte de Muestras Biológicas

16, Enero 2020 / Transporte / Muestras biológicas

Para proteger la salud pública, es preciso transportar muestras biológicas de forma segura, puntual, eficiente y legal, del lugar en el que se obtienen, al lugar en el que serán analizadas.

Las muestras biológicas deben embalarse/envasarse y transportarse de forma tal, que quienes intervengan en el transporte queden protegidos del riesgo de infección.

El transporte de material biológico requiere una buena coordinación y comunicación entre el remitente, la compañía de transporte y el destinatario; cada uno debe asumir sus responsabilidades para que el producto sea transportado en forma segura y llegue a destino en buenas condiciones y oportunamente.

El material no se debería expedir antes que el destinatario se haya asegurado ante la autoridad competente que el material puede ser importado legalmente.

Las regulaciones internacionales para el transporte de materiales infecciosos por cualquier medio de transporte están basadas en las recomendaciones hechas por UNITED NATIONS COMMITTEE OF EXPERTS ON THE TRANSPORT OF DANGEROUS GOODS; integrado por INTERNACIONAL CIVIL AVIATION ORGANIZATION (ICAO), INTERNACIONAL AIR TRANSPORT ASSOCIATION (IATA), DEPARTMENT OF TRANSPORTATION (DOT), UNITED STATES POSTAL SERVICE (USPS) e INTERNACIONAL MARITIME ORGANIZATION (IMO). El Comité de NACIONES UNIDAS establece los requerimientos de empaquetado y etiquetado y efectúa revisiones periódicas de las definiciones de los distintos tipos de materiales. En la actualidad en las definiciones se incluyen los microorganismos recombinantes, cepas o aislamientos, mutantes o híbridos y los priones como agentes infecciosos.

Las muestras deberán acondicionarse de manera tal que se asegure su transporte y arribo al laboratorio en condiciones adecuadas. Deben prevenirse los vuelcos o roturas de los recipientes contenedores, con la consiguiente pérdida del material si los hubiera.

Las muestras deben almacenarse de un modo seguro, a una temperatura apropiada, protegidas de la luz, de manera tal que se asegure la salvaguarda de su integridad y que asegure la estabilidad de los analitos a investigar, en el caso por ejemplo de muestras toxicológicas.

TIPOS DE TRANSPORTE

El transporte de muestras o especímenes para diagnóstico puede ser interno, desde el consultorio al laboratorio dentro de la misma institución, o externo, de una institución a otra, ya sea por vía terrestre, aérea o marítima. Es imperativo que las personas que transportan materiales biológicos dentro o fuera de la institución conozcan los riesgos inherentes a ellos.

Acondicionamiento de las muestras para el transporte

Las muestras de orina deberán transportarse refrigeradas entre 4 y 8 ºC, a menos que tengan indicación de no refrigerarse. Las muestras no deben tener contacto directo con el material refrigerante. Para ello se usa un recipiente o embalaje adecuado.

Transporte y distribución

La cadena de transporte comienza con el empaquetado de las sustancias y termina en el laboratorio que recibe el envío (destinatario) y ello puede incluir el transporte aéreo, por correo postal dentro del territorio nacional (interna) y/o entre países, fronteras o continentes (internacional). En cualquier caso, es responsabilidad de los proveedores disponer de uno o más especialistas calificados (entrenados convenientemente) para encargarse de esta actividad y que se responsabilicen del envío. Debe considerarse que la cantidad máxima de sustancia infecciosa a ser transportada en un paquete, no debería exceder los 50 mL ó 50 g en aviones de pasajeros, y 4L o 4 kg si se trata de carga aérea. Para transporte en superficie (carretera, tren o mar) no hay límites establecidos.

EL TRANSPORTISTA

  • Las personas encargadas del transporte de muestras biológicas para diagnóstico y sustancias infecciosas en el territorio nacional, deben estar capacitadas o en su defecto tener personal capacitado para el manejo de estas sustancias y para la prestación de este servicio.

 

CRITERIOS DE BIOSEGURIDAD PARA ENVÍO DE MUESTRAS CON RIESGO BIOLÓGICO

El transporte de muestras biológicas implica una potencial fuente de contaminación y riesgo para todas las personas durante el proceso. Por lo que la empresa encargada de dicho transporte de muestras con riesgo biológico se asegura seguir las siguientes indicaciones:

  1. Estricta revisión y confirmación de que el recipiente que contiene la muestra o cultivo (recipiente primario) esté bien cerrado y rotulado, con el nombre del paciente o código asignado.

 

  1. Cada recipiente primario debe estar envuelto en material absorbente y debe ser posicionado verticalmente en un contenedor (recipiente secundario) resistente, impermeable y con tapa de rosca.

 

  1. El contenedor secundario estará cerrado y colocado en una caja de transporte (recipiente terciario). Este contenedor debe ser identificado “infeccioso” e indicar el destinatario y el remitente.

 

  1. Cuando se realiza un envio de varios contenedores secundarios, estos pueden ser empacados en un mismo recipiente terciario, que puede ser un termo, hielera, caja de Durapax u otro que lo proteja del calor excesivo.

 

  1. Verificar y controlar la temperatura a que debe enviar las muestras, para guardar la cadena de frio cuando lo amerite, utilizando refrigerantes (pingüinos) contenido en la hielera.

 

  1. Las muestras para examen de Papanicolaou previamente fijadas, se deben transportar en cajas porta-láminas de preferencia de baquelita para evitar que el material contenido en una lámina, se adhiera a la otra, a través del contacto entre las mismas.

 

  1. Es de suma importancia para la empresa asegurar la integridad de las muestras para obtener un análisis exacto por parte del laboratorio destinario, de igual forma, al transportar las muestras de una institución a otra, sea larga o corta la distancia, deben utilizarse envases que no permita la posibilidad de derrame y haciendo uso del triple embalaje.

 

  1. Para lograr un transporte seguro de las muestras se establece una relación entre los involucrados en el manejo y transporte seguro de materiales peligrosos.

 

  1. El transporte aéreo de sustancias infecciosas es regido por las regulaciones internacionales publicadas anualmente por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). Proceder al envío, repasando las instrucciones de bioseguridad con la persona que va a transportarlo, para asegurar el acatamiento de las normas de bioseguridad y la preservación de la calidad de las muestras.